El yogur, el kumis y otros productos lácteos se preparan utilizando como materia prima bacterias del género Lactobacillus, las cuales realizan la fermentación de la leche y el azúcar, lo que le da el sabor característico a estos productos. Las bacterias, además de servir para fabricar alimentos, también se adicionan como cultivos probióticos para que actúen en el cuerpo para ayudar en el proceso digestivo.

Las bacterias habitan en casi todos los lugares del planeta. Viven en nuestro intestino y en el de otros animales y colaboran en el proceso de digestión, y habitan en los ecosistemas y cumplen un papel muy importante como descomponedoras de materia orgánica, lo que contribuye al reciclado de nutrientes. Están en el suelo, el agua y el aire, en todas las cosas que tocamos y el cuerpo de casi todos los seres vivientes.

Estructura

La célula bacteriana es una célula procariota, pues no tiene núcleo ni organelos rodeados de membranas. El material genético se encuentra disperso en el citoplasma, está rodeada de una pared celular y algunas tienen una envoltura más externa llamada cápsula. Muchas bacterias constan de uno o muchos flagelos que la ayudan en su movimiento.

Estructura de la célula bacteriana

Reproducción

Las bacterias se reproducen por medio de fisión binaria. Este proceso consiste en una duplicación del ADN antes de la división, luego de lo cual la célula se divide en dos; las células hijas son iguales a la bacteria original.

Cuando las condiciones ambientales son desfavorables para las bacterias, algunas de ellas tienen la capacidad de volverse inactivas y formar una cubierta dura llamada endospora. Las endosporas son muy resistentes a la congelación, la desecación, el calor y la radiación; cuando las condiciones mejoran la bacteria vuelve a su actividad.

Importancia y usos

Las bacterias son útiles para los seres vivos en diversas formas. La ingeniería genética usa bacterias en la producción de insulina y otras sustancias. También se utilizan para limpiar derrames de petróleo, y en la industria farmacéutica se usan para la producción de antibióticos que combaten enfermedades en otros organismos. Solo un pequeño porcentaje de bacterias causa enfermedades al ser humano; son más numerosas aquellas que nos benefician con la producción de alimentos, medicamentos y el mantenimiento de los ecosistemas a través del reciclaje de nutrientes y el establecimiento de simbiosis con plantas.

Clasificación de las bacterias según su forma

Las bacterias son un grupo de seres vivos muy diverso, por lo cual existen varias formas de organizarlas. Por ejemplo, pueden clasificarse de acuerdo con su forma:

  • Cocos: Los cocos son bacterias con forma esférica; se reúnen en dos formas, los estafilococos en cúmulos y los estreptococos en hileras, un ejemplo es el Staphylococcus aureus, que causa infecciones en la piel.
  • Bacilos: Los bacilos son bacterias con forma de bastón; algunas de ellas causan infecciones, pero otras son muy útiles en la producción de antibióticos como la bacitracina y la producción de alimentos lácteos.
  • Espirilos: Los espirilos son bacterias con forma de bastón y de gran tamaño, su membrana se prolonga en varios flagelos. Son patógenas, por ejemplo el Helicobacter pylori, causante de la úlcera gástrica.
  • Espiroquetas: Las espiroquetas son bacterias filiformes, es decir, con forma de hilo, tienen apariencia de espiral y presentan flagelos que les permiten realizar diferentes tipos de movimiento. Un ejemplo es el Treponema pallidium, causante de la sífilis.
  • Vibriones: Los vibriones son bacterias con forma de bacilo corto; poseen un único flagelo que les permite moverse con agilidad y su respiración es de tipo fermentativo. La bacteria más conocida de este grupo es la Vibrio cholerae, causante del cólera.

Clasificación según su nutrición

Las bacterias de acuerdo con su nutrición, se clasifican en autótrofas y heterótrofas.

Bacterias autótrofas

Son aquellas que producen o sintetizan sus propias sustancias a partir de fuentes inorgánicas como la luz del Sol; por ello se denominan fotosintéticas. Otras, las quimiosintéticas, elaboran los nutrientes a partir de sustancias químicas. Dentro de las autótrofas se hallan las cianobacterias, las cuales realizan la fotosíntesis con un mecanismo similar al de las células vegetales: la clorofila es el pigmento fotosintético y presentan laminillas a cambio de los cloroplastos.

Bacterias heterótrofas

Son aquellas que se alimentan a partir de otros seres vivos. La mayoría de las especies bacterianas tiene este tipo de nutrición y proliferan en ambientes con gran cantidad de materia orgánica acumulada, actúan como descomponedoras y hacen que los nutrientes estén disponibles para los demás seres vivos. En algunos casos colaboran con ciertas plantas en el proceso de absorción de nutrientes, para lo cual establecen relaciones de simbiosis que son de gran importancia en los ecosistemas.

Clasificación según su respiración

La producción de energía es fundamental para el funcionamiento de los seres vivos. Las bacterias obtienen la energía de dos maneras: con el uso de oxígeno como molécula energética, en este caso se denominan aerobias, o mediante sustancias diferentes del oxígeno para obtener energía, por lo que se denominan anaerobias, como sucede en la elaboración de yogur, kumis y otros derivados de la leche: las bacterias anaerobias por medio de la fermentación láctica producen ácido láctico en ausencia de oxígeno.

Enfermedades bacterianas

Las bacterias pueden producir enfermedades tanto a plantas y a animales como a los seres humanos; estas bacterias se denominan patógenas y son un problema sanitario de preocupación en muchos países.

Las bacterias que atacan a las plantas provocan pérdidas económicas importantes en la agricultura. Además, la ingestión de alimentos contaminados por bacterias puede causar la muerte por deshidratación y diarrea, sobre todo en infantes. A pesar de que son pocas las bacterias que producen enfermedades es importante tomarlas en cuenta.

Las bacterias ingresan a las células del huésped, las dañan o liberan toxinas. La tuberculosis, la peste, el cólera, la gonorrea, la pulmonía bacteriana y la disentería son algunas enfermedades producidas por bacterias.

2 pensamientos sobre “Las bacterias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *