La célula vegetal

La célula vegetal es una célula eucariota que posee orgánulos comunes a los de las células animales pero también presenta características propias como son la presencia de una pared vegetal externa a la membrana plasmática, orgánulos especializados como los plastos que pueden llevar a cabo distintas funciones según el tipo celular y una vacuola central que ocupa la mayor parte del volumen de la célula.

La membrana plasmática delimita la célula dejando en el interior el citoplasma con los orgánulos. La estructura de la membrana es una bicapa fosfolipídica con proteínas embebidas en la misma, bien atravesándola por completo o insertándose en su superficie. Además se pueden encontrar hidratos de carbono y otros elementos que también aparecen en células animales.

El núcleo contiene el material genético que lleva la información para el funcionamiento de la célula. Presenta una membrana doble con poros para permitir el intercambio con el citoplasma. En conexión con la membrana nuclear encontramos el sistema de endomembranas, formado por el aparato de Golgi y el retículo endoplásmico.

El aparato de Golgi se compone de una serie de cisternas membranosas, denominadas dictiosomas, que participan en la modificación de proteínas y la formación de lisosomas. El retículo endoplásmico se compone de dos elementos, el retículo endoplásmico rugoso (RER) y el retículo endoplásmico liso (REL). Se forman por una serie de túbulos y sáculos relacionados entre sí que en el caso del RER presenta en su superficie ribosomas, encargados de la síntesis de proteínas que van a dirigirse a la secreción o a otros orgánulos. El REL participa en distintas funciones como pueden ser la del metabolismo de lípidos o la detoxificación de sustancias.

Al igual que en la célula animal encontramos ribosomas dispersos por el citoplasma encargados de la síntesis de proteínas, con diversas funciones en el metabolismo celular. La respiración celular se lleva a cabo en las mitocondrias, encargadas de producir la energía necesaria para las distintas funciones celulares.

Pared celular

En cuanto a las estructuras y orgánulos específicos de las células vegetales, la pared celular es una estructura de varios micrómetros de grosor que aparece externamente a la membrana plasmática. Se compone de hidratos de carbono, proteínas, lignina, suberina, cutina, sales minerales y ceras. Entre los hidratos de carbono aparecen celulosa, hemicelulosa y pectinas. La celulosa forma microfibrillas compuestas por cadenas que se unen entre sí por medio de puentes de hidrógeno. La hemicelulosa es un polímero de glucosa con cadenas laterales formadas por otros monosacáridos como la manosa y la xilosa. Las pectinas son polímeros de ácido galacturónico (enlaces a 1:4) esterificado con metanol.

La pared celular se va formando a medida que la célula madura, de tal manera que presenta varias capas. Desde fuera hacia el interior, estas capas son: lámina media, pared primaria y pared secundaria. En las células epidérmicas se añade la cutícula. En aquellas zonas donde hay división celular, la pared celular se empieza a formar tras la división de tal forma que con el tiempo se convierte en una estructura rígida, pero antes puede expandirse por la acción de la presión de turgencia.

Plasmodesmos

Durante la formación de la pared celular se establecen entre las células canales o poros para comunicarlas. Estos canales se denominan plasmodesmos y aparecen en todas las células jóvenes y en algunas persisten durante toda la vida. A través de ellos se establece la libre circulación de líquidos, solutos y macromoléculas necesarios para la vida de la célula. Frecuentemente se observa una estructura tubular atravesando el plasmodesmo denominada desmotúbulo, situado en el centro del plasmodesmo pero sin ocupar todo el espacio.

Los plasmodesmos suelen agruparse en hileras pero también pueden aparecer dispersos. Aparecen muy agrupados en los denominados campos de poros y punteaduras que sirven para favorecer el intercambio en células con gruesas paredes como las tráqueas, las traqueidas o las fibras esclerenquimáticas.

1 pensamiento sobre “La célula vegetal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *