El gobierno nacional o federal

El gobierno nacional o federal ejerce su autoridad en todo el territorio argentino. Las atribuciones del gobierno federal, delegadas por las provincias, están relacionadas con las necesidades del conjunto del país, por ejemplo, las necesidades de defensa, y la atención de los intereses comunes, como el desarrollo nacional.

La Constitución nacional es la norma suprema del país. Establece la organización política en tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. La división de poderes es la característica más distintiva del sistema republicano. Su objetivo es evitar los abusos de poder. Para ello, se crean órganos que cumplen las funciones del poder (ejecutiva, legislativa y judicial) y se establece un sistema por el cual cada poder del Estado está sujeto al control de los otros dos. La sede de los tres poderes del gobierno nacional es la Capital Federal del país (la Ciudad Autónoma de Buenos Aires).

El Poder Ejecutivo Nacional

Las funciones del Poder Ejecutivo son: la dirección de la administración del Estado, el resguardo de la seguridad interna y externa, el manejo de las relaciones exteriores y la conducción política de la Nación. El Poder Ejecutivo es ejercido por un ciudadano con el título de Presidente de la Nación Argentina, “el jefe supremo de la Nación”. El presidente es elegido en forma directa por todos los ciudadanos del territorio nacional, que se constituye en un único distrito electoral. El período de su mandato dura cuatro años, al final del cual puede ser reelecto por un período más.

El presidente designa un gabinete de ministros para que lo acompañe en las tareas de administración general del país. También designa un jefe de Gabinete de Ministros, que se ocupa de la coordinación de las actividades de los ministerios, la comunicación con el Poder Legislativo y la relación con las provincias y los municipios.

El Poder Legislativo Nacional

El Poder Legislativo tiene la función de legislar, es decir, de elaborar las leyes nacionales, procurando el bien común en representación de los intereses de toda la comunidad. Está compuesto por dos cámaras: la de Senadores y la de Diputados.

La Cámara de Senadores representa a las provincias y está compuesta por tres senadores por provincia y tres por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La Cámara de Diputados representa al pueblo de la Nación argentina. El número de representantes por cada distrito (las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires) es proporcional a la cantidad de habitantes.

Los miembros de Poder Legislativo (Senadores y Diputados) son elegidos en forma directa por el pueblo.

El Poder Judicial de la Nación

El Poder Judicial es el encargado de administrar justicia en el país. Está compuesto por la Corte Suprema de Justicia y los tribunales inferiores que el Congreso establece dentro del territorio nacional. La Corte Suprema es el máximo tribunal de la Nación y sus integrantes son propuestos por el Presidente de la Nación y evaluados y aprobados por el Poder Legislativo.

La denominación de “tribunales inferiores” no implica una subordinación jerárquica de la Corte Suprema. Cada instancia del Poder Judicial es independiente y ningún juez está obligado a seguir el criterio de los precedentes ni a compartir el criterio de otro tribunal, ni si quiera el de la Corte Suprema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *